sábado, 20 de enero de 2018

EL CUENTO DE LA CRIADA, DE MARGARET ATWOOD, EN NUESTRO CLUB DE LECTURA.

“Me muero por tener a Luke a mi lado. Deseo que alguien me abrace y pronuncie mi nombre. Quiero ser valorada de un modo en que nadie lo hace, quiero ser algo más que valiosa. Repito mi antiguo nombre, me recuerdo a mí misma lo que hacía antes, y cómo me veían los demás"
 El cuento de la criada, de Margaret Atwood, arrasa en las librerías y en las pantallas televisivas durante el 2017. Y lo hace también en la sesión de enero de 2018 de nuestro club de lectura. Enfrascados como estamos en el tema del FUTURO desde el grupo de trabajo de nuestra biblioteca, al acabar el año nos metimos de lleno y un poco a ciegas en la lectura de esta terrorífica historia distópica. No era, la verdad, la lectura más apropiada para las Navidades, lo reconozco, pero el lleno total que hemos vuelto a tener en la reunión de nuestro club confirma que esta historia que Atwood concibió en los años 80, cruel, terrible, descarnada y de difícil lectura, provoca tal enganche en el lector que este no puede dejar de leerla, aunque sea con el corazón encogido y con el estómago apretado. En las aulas también está El cuento de la criada, pues nuestros alumnos de 2º de Bachillerato la utilizarán como referente para sus primeros intentos de escritura creativa. Pero eso ya os lo cuento un poco más adelante, cuando sus relatos distópicos hayan visto la luz. Por lo pronto, termino formulando tres deseos: que esta lectura nos sirva para despertar nuestras conciencias, nuestras miradas; que nuestros alumnos se planteen cómo pueden tomar las riendas de su destino, de su futuro; y que todo se cuente en un cuento, por favor.

"NO DEJES QUE LOS BASTARDOS TE CARBONICEN"
"Es tan agradable ser tocada por alguien, sentirte deseada, desear..." 
“Ahora es difícil recordar lo que representa tener una amiga”
“Él tiene algo que nosotros no tenemos, tiene la palabra. Cómo la malgastábamos en otros tiempos"
“Nadie muere por falta de sexo. Es por falta de amor por lo que morimos. Aquí no hay nadie a quien yo pueda amar, toda la gente a la que yo amor está muerta, o en otra parte”

 

domingo, 14 de enero de 2018

LOS LECTORES RECOMIENDAN: EL CÓDIGO DA VINCI, DAN BROWN.



      Recomendación de nuestra alumna  Clara Pintado Barrantes, 3º ESO A.
  ¿Cómo encontré este libro?
        Hace tiempo que me apasiona Leonardo Da Vinci, porque, a través de una serie basada en su vida, me fue transmitido todos sus conocimientos, pasiones y virtudes, que poco a poco fueron abriendo mi mente a una forma diferente de ver las cosas. Como a mi padre le enloquece leer, me recomendó este libro y otros, pero finalmente me decanté por leer éste porque el título y la reseña me inducían a entrar en aquel nuevo mundo.

·       Resumen
       Tras haber recibido un disparo, Jacques Saunière sabía que debía transmitirle a su nieta Sophie una misteriosa clave, porque tras tantos siglos conservando y protegiendo la verdad, ahora no se podía perder. En ese momento Sophie, con la ayuda de Robert Langdon, un experto en simbología, deberán  ir descifrando los mensajes ocultos en obras de arte que tienen doble sentido y los códigos que les abrirían puertas a más claves secretas. Aunque deberán de resolverlo rápidamente, puesto que no están solos en esta carrera contra reloj. La Iglesia también luchará por evitar que todo salga a la luz, con los medios que sean necesarios.


·       Impresiones
      Es una novela que me ha llevado al límite con tantos códigos, enigmas, mitos, símbolos y misterios que los protagonistas han tenido que dar sentido. Se han visto envueltos en una desenfrenada aventura en la que la Iglesia ha sido participe para llegar al Grial y destruirlo. Una verdad tan devastadora que desmoronaría la organización católica tal y como la conocemos.

Me ha sorprendido lo que El Maestro, uno de los personajes principales ha llegado a hacer por el Grial. Ha utilizado al Opus Dei para que hiciera los “trabajos sucios” y le fuera más fácil llegar a la verdad que llevaba tanto tiempo buscando. Pero, lo que más me sorprendió de él fue el rostro que se encontraba detrás de aquella faceta.

Creo que es mi novela favorita, porque está llena de enigmas  y secretos que llevan a una verdad mucho más sencilla de ver, si miras bien. Me ha encantado cómo Langdon consiguió darle sentido a todo con ayuda de Sophie, aunque él había escrito hacía tiempo la respuesta.

Finalmente, el autor ha conseguido que me enamore de Langdon, un personaje aparentemente secundario, en un principio.  Él acaba llegando hasta a ti, con cada detalle de historia que cuenta y con cada enigma que resuelve. A lo largo de la novela avanzas con él. Langdon es como un extraño al que deciden añadir en el último momento en un relato ya narrado, al igual que el lector al leer el libro por primera vez, ambos no saben lo que van a cambiar sus vidas  en poco tiempo.

                                                                                                      

jueves, 21 de diciembre de 2017

Encuentro literario con el escritor ANTONIO GONZÁLEZ PRADO.



Antes de irnos de vacaciones, hemos querido despedir el año con un acto muy especial para nosotros, organizado por los miembros del Departamento de Lengua y por nuestra Biblioteca. Me refiero al encuentro literario con con el escritor cacereño Antonio González Prado, autor de libros como Rosa Terrosa, Los viajes de Lucas Ventura y Los extraños sucesos del bloque sin ascensor. Precisamente son estos dos últimos libros los que hemos leído, trabajado y disfrutado en clase de Lengua con los alumnos de 3º y 1º de ESO respectivamente.
En las fotos podéis ver algunos de los trabajos que los alumnos de 3º han realizado con su profesora Mariluz Domínguez tras la lectura de Los viajes de Lucas Ventura.  
Y, como los alumnos de 1º se empeñaron en ahorrarme la tarea de presentar a nuestro novelista, os dejo aquí la presentación que ellos hicieron: 
"Como él mismo dice en su texto “A modo de autobiografía”, Antonio nació en Cáceres en 1970 y sus primeras lecturas fueron sobre todo cómics y tebeos, aunque podemos decir que su encuentro con la literatura más “culta” le llegó de la mano del poeta Miguel Hernández, de quien dice literalmente que “aquello supuso una revolución en mi forma de escribir, de pensar e incluso de vivir. Tendría yo 19 años”. Quizás luego él nos pueda explicar más detenidamente en qué consistió esa revolución, aunque suponemos que está relacionada de alguna manera con su amor por la poesía.
Además de poemas, Antonio González Prado ha escrito también textos en periódicos y revistas de nuestra región, actividad que ha compaginado siempre con su trabajo de informático, al que llegó haciendo una carrera que no le satisfacía del todo. Este es otro tema del que podías hablarnos luego, Antonio: ¿entonces la técnica y las letras no están tan reñidas como a primera vista puede parecer?
Pero por lo que realmente conocemos a este escritor es por sus textos narrativos, cuentos y novelas como Rosa Terrosa, Los viajes de Lucas Ventura y el libro que hemos leído nosotros: Los extraños sucesos del bloque sin ascensor.
En otro texto de su blog titulado “Algo de mí”, Antonio González Prado afirma que le gusta contar historias y mucho más imaginarlas. Pero eso no significa que lo que más desee en la vida sea dedicarse de manera profesional a la escritura porque, aunque no lo creáis, tenéis delante de vosotros a un auténtico aventurero. Suyas son estas palabras: “yo querría ser el capitán de un barco abandonado y atravesar el Cabo de Hornos rodeado de rayos y centellas, aullando desde el mástil más alto y con mi capa negra desafiando al viento”.
Bueno, Antonio, esperamos que nos puedas explicar de dónde proceden estas ansias de aventuras y si ves posible que estos sueños tuyos se cumplan algún día. De nuevo te damos las gracias por haber venido a nuestro centro y a todos vosotros os deseamos que aprendáis mucho de este escritor, Antonio González Prado". 
Así es que, desde la Biblioteca del IES Al-Qázeres, os animamos a que os asoméis a la obra de este novelista. Estamos convencidos de que sus libros son geniales para enganchar a nuestros alumnos al vicio de la lectura como disfrute y aprendizaje.